Portada » Abusos policiales desnaturalizan la reforma en la PN

Abusos policiales desnaturalizan la reforma en la PN

Por: Redacción Digital

SANTO DOMINGO.- Durante el último mes, al menos cuatro hombres han perdido la vida en circunstancias sospechosas de homicidios, ocurridas a manos de agentes de la Policía Nacional, además de otros incidentes en los que se han visto envueltos sus miembros del cuerpo

La sociedad ha visto con espanto como continuamente se producen casos de violencia policial, a veces en los mismos destacamentos, y otras en la vía pública, como un joven asesinado a tiros en Villa Faro.

Un hecho que impactó al país fue la agresión que sufrió el pasado 11 de abril el Defensor del Pueblo, Pablo Ulloa, otros funcionarios de la entidad y miembros de la prensa, por parte de agentes de la Dirección General de Tránsito Terrestre (DIGESETT), cuando fue a investigar los alegados abusos cometidos en el Centro de Retención Vehicular del canódromo El Coco.

Pero en otras ocasiones, personas serias, indefensas, y sin fichas delictivas, también son víctimas de la brutalidad policial. Luego de denunciados los hechos, lo único que hace la Policía es suspender a los miembros involucrados, aunque generalmente las supuestas investigaciones quedan en el limbo judicial.

David De Los Santos

El más reciente es el caso del profesor de Educación Física, David de los Santos, de 24 años, quien fue detenido y conducido por agentes policiales al destacamento del sector Naco, en la capital, el pasado miércoles 27.

De los Santos fue entregado al cuerpo del orden tras un altercado con una señora en el centro comercial Ágora Mall.

Ya en manos policiales, fue golpeado salvajemente, posteriormente trasladado al hospital Francisco Moscoso Puello, y luego al hospital Darío Contreras, donde se declaró su muerte.

Tras mostrarse la preocupación de su familia por su fallecimiento, la Policía declaró que el joven sufría de problemas mentales y que “él mismo se había hecho las laceraciones” en un arranque psicótico, por lo cual expiró.

Pero la experticia del INACIF reveló que el profesional murió por diversas contusiones recibidas, en un hecho calificado como homicidio, pese al reporte policial.

El informe señaló que el occiso “tenía trauma craneoencefálico, que por lo general es causado por golpes, sacudidas, o bien un impacto explosivo en su cabeza o una lesión penetrante de la cabeza que interrumpe el funcionamiento normal del cerebro”. 

Respecto al hecho, Kelvyn Colón, fiscal interino del Distrito Nacional, dijo que el Ministerio Público investiga, como una muerte de etiología médico legal homicida, el caso de De Los Santos.

Muertes en Ocoa y Santiago

Otro deceso atribuido a brutalidad policial fue el de José Gregorio Custodio, detenido en San José de Ocoa el pasado 18 de abril, acusado de amenazar a su pareja.

Custodio falleció mientras recibía atenciones médicas en el hospital provincial, presuntamente por la golpiza que recibió en el destacamento de San José de la localidad.

El reporte de la autopsia aún está pendiente, en tanto que su madre, Milandina Custodio, dijo que en tres ocasiones fue a llevarle de comer a su hijo, cuando estaba detenido en el destacamento, pero que, alegadamente, los agentes le decían que “estaba durmiendo”, aunque luego informaron que había perdido la vida.

Previamente, el pasado 4 de abril, falleció en Santiago el peluquero Richard Báez, de 30 años, a quien miembros de una patrulla policial habrían zacudido y azotado frente a su casa, ubicada en Santiago Oeste, y posteriormente llevado detenido.

La muerte de Báez se produjo en el hospital regional universitario José María Cabral y Báez, donde estaba ingresado desde el día de la agresión.

El reporte médico indicó que Báez murió a causa de “golpes contusos en distintas partes del cuerpo”, supuestamente ocasionados por los agentes policiales, pero el caso no había levantado tanto revuelo como hasta ahora, al sumarse los demás homicidios brutales de la policía.

Otra muerte cruel

Otro hecho horrendo, ocurrido el pasado 8 de abril y del cual se publicó un video casero, muestra a agentes policiales mientras disparaban y mataban frente a su madre al joven José Antonio Espinal Gutiérrez, en Villa Faro.

Su madre, Josefina Gutiérrez, dijo que el fallecido acababa de llegar a la residencia en una motocicleta, y que de inmediato los agentes se le abalanzaron, lo tiraron al suelo y luego le dispararon, dejándolo tendido en el suelo, de donde ella lo tomó, aunque al final cayó muerto en sus brazos.

Al respecto, el vocero policial Diego Pesqueira había informado que los policías involucrados en el homicidio estaban suspendidos, pero nada más se ha vuelto a decir sobre el caso.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja un comentario

Publicidad